Archivo etiqueta Mirandés

El Mirandés hace grande al fútbol

En estos tiempos que corren para el mundo del fútbol, en los que todo parece estar dominado abrumadoramente por el Barça y el Madrid, todavía de vez en cuando se producen historias que hacen que el aficionado que no tenga nada que ver con alguno de los dos transatlánticos del balompié patrio se reconcilie con la magia y la emoción que desprende este bello deporte.

El MIRANDÉS, equipo de la Segunda División B, es el protagonista de este nuevo “cuento de hadas” que, cada cierto tiempo, nos regala esta competición tan bella como denostada en los últimos años por los grandes, por mucho que ahora pretendan reactivarla por el mero hecho de ganarle el uno al otro.

El modesto equipo de la localidad burgalesa de MIRANDA DE EBRO, prácticamente colindante con el País Vasco, se ha clasificado esta noche para las semifinales del “torneo del K.O.”, al eliminar al R.C.D. Espanyol derrotándole en el descuento del partido de vuelta, disputado en el estadio Municipal de Anduva.

Echando la vista atrás, uno recuerda hazañas como la del Numancia en 1996, venciendo a tres “Primeras” para luego complicarle la vida al último Barça de Johann Cruyff; la del Figueras, que en 2002 se cargó a los azulgrana en la primera ronda y llegó hasta las semifinales en las que plantaron cara al futuro campeón, el Deportivo de La Coruña; o cómo prácticamente toda España se hizo del Alavés en la inolvidable Copa de la UEFA de 2001, en la que sólo un desgraciado autogol en la prórroga de la final privó a los vitorianos de un título que se marchó para Liverpool.

Son historias que embellecen el fútbol de tal manera que son imposibles de olvidar para todos aquellos que hemos podido vivirlas con nuestros propios ojos. ¿Por qué? Pues porque consiguen que este juego inventado por los ingleses y luego felizmente exportado se centre exclusivamente en lo que ocurre sobre el césped del rectángulo de acción; y porque hacen héroes a modestos jugadores, verdaderos aficionados y algunos de ellos, como los del Mirandés, no profesionales.

Los nombres de César Caneda; de Alaín; del meta Nauzet; o del goleador PABLO INFANTE(banquero de profesión y máximo realizador de la presente Copa) pasarán a la historia del fútbol y a la memoria de los buenos aficionados, como antes lo hicieron otros como Barbarín, Movilla, Martín Herrera, Contra, Javi Moreno o Jordi Cruyff. Como sus paisanos del Numancia de Soria hace dieciséis años, tres equipos de Primera (y los tres a doble partido, nunca a partido único) han sido víctimas de los burgaleses: Villarreal en dieciseisavos de final; Racing de Santander en octavos; y, en cuartos, los anfitriones del estadio Cornellá/El Prat.

Ya en la ida, celebrada hace siete días en el recinto espanyolista, el Mirandés mereció obtener un resultado mucho más positivo que el 3-2 desfavorable que acabó campeando en el marcador; pero dos penaltis clamorosamente “birlados” por el colegiado (el maravilloso para algunos Mateu Lahoz), y unos cinco últimos minutos realmente desquiciantes parecieron salvar al Espanyol.

Pero eso, a la larga, sirvió para resaltar todavía más el enorme logro que esta noche ha conseguido delante de los suyos. Una hazaña que pareció necesitar poco menos que un milagro cuando Rui Fonte ha adelantado al Espanyol al poco de iniciarse la segunda parte. Dos goles le hacían falta al Mirandés; pero, con el apoyo de una hinchada que les ha llevado en volandas, el inefable Pablo Infante, con un gran disparo minutos más tarde, ha devuelto la esperanza a los suyos con un gran disparo.

Y en el descuento, cuando parecía que el Mirandés moriría en la orilla, el propio Pablo Infante, en una falta lateral, ha puesto en el área un balón que el central, César Caneda, ha cabeceado con el alma, casi a ras de suelo, al fondo de la red. Delirio en Anduva, y en el 90% de la España futbolera.

Recuerdo que en 2005 un Betis posteriormente campeón -con los Joaquín, Edu, Marcos Assunçao u Oliveira, el último gran equipo del que ha disfrutado, hasta la fecha, la hinchada verdiblanca- eliminó de la Copa en octavos de final a un Mirandés que, en Anduva, puso en muchos apuros pese al 1-3 final al equipo por entonces de Lorenzo Serra Ferrer. Aquello ya se consideró un gran éxito para los burgaleses; lo de esta temporada, lógicamente, es un verdadero éxtasis.

Ahora, al Mirandés le toca primero seguir soñando gracias a la semifinal, desde la semana próxima y probablemente -con el permiso del Mallorca- ante el Athletic de Bilbao; y luego, más a medio plazo, conseguir por fin el ansiado ascenso a Segunda. Un ascenso que se escapó la pasada temporada en el último instante frente al Guadalajara en el propio Anduva; y que en 2012, por todo lo que están dándole y enseñándole al fútbol con su participación en la Copa del Rey, se merecen terminar logrando.

, ,

5 Comentarios