Archivo etiqueta Motociclismo

Lorenzo y Elías, campeones del mundo

No por esperado debemos dejar de celebrarlo como se merece. El Gran Premio de Malasia de motociclismo, celebrado hoy en el circuito de Sepang, ha confirmado los dos primeros títulos mundiales para España en este glorioso e histórico 2010 en el que también nos hemos asegurado de forma matemática el tercero.

El más importante y significativo, sin duda, ha sido el de Jorge Lorenzo, quien, con la lesión de Pedrosa la semana pasada en Japón, se había quedado prácticamente sin rivales, y a quien un noveno puesto le bastaba para certificar el primer título del motociclismo español en Moto GP, y el segundo en la categoría reina tras el de Crivillé en 500 hace once años.

Lorenzo no se quiso conformar con ello, y disputó la carrera a tope hasta las últimas vueltas para acabar en el podium como tercero, justo el día en el que “Il Dottore” Valentino Rossi volvió a la “vida” con un triunfo magistral, el segundo de la temporada -y primero desde la carrera inaugural en Qatar- y el 46º con Yamaha.

Valentino salió muy mal, pero realizó una remontada espectacular para terminaar dando cuenta de Lorenzo primero y de Dovizioso después, y al menos se marchará a Ducati con un sabor dulce tras una temporada muy desgraciada para él.

Pero el gran protagonista no era otro que Jorge Lorenzo, quien puso el “game over” a una temporada -esa fue su celebración, como si fuera un videojuego con los míticos Mario Bros- en la que las desgracias de sus rivales y su propia evolución como piloto han hecho posible que el mallorquín haya cumplido su gran sueño.

Elías, primer campeón en Moto2
El de Lorenzo, no obstante, no fue conológicamente el primer campeonato matemáticamente conseguido por España en el día de hoy. Uno de los veteranos de nuestro motociclismo, Toni Elías, ha rentabilizado al máximo el haber “bajado” de categoría al no tener sitio en MotoGP, y se ha hecho con el título el año del debut de Moto2.

Elías corrió con la calculadora en la cabeza cuando su único rival, Julián Simón, se fue al suelo mediada la carrera. El manresano aflojó entonces y la carrera se la disputaron el italiano Rolfo y el samnarinense De Angelis, que quedaron primero y segundo, respectivamente. Toni acabó cuarto tras Iannone, pero eso no importaba nada.

Tras once años en el Mundial -más de una década caracterizada por la genialidad a partes iguales con la irregularidad-, Elías por fin ha ganado su título de campeón mundial. Y lo ha hecho porque a lo largo de la temporada ha sido el mejor cuando había que serlo, y le ha puesto cabeza cuando la situación así lo requería.

Y al de 125 tan sólo le falta el nombre
Los títulos de Lorenzo y Elías hacen que España sume un total de 34 a lo largo de su historia, pero cuando el telón se eche dentro de tres carreras en Cheste sumaremos el número 35, que no es otro que el de 125cc, que se van a disputar Marc Márquez, Nico Terol y Pol Espargaró. Bradley Smith, cuarto, ya no puede llegar porque se encuentra a 76 puntos de la cabeza cuando quedan 75 en disputa.

La lucha entre los tres pilotos nacionales será cerradísima, aunque ayer Márquez dio un nuevo golpe de mano con su segunda victoria seguida y octava del año, por delante de Espargaró y Terol; lo que le permite recuperar el liderato con 3 puntos de ventaja sobre Nico y doce sobre Pol.

No hay Comentarios

Cara y cruz para los españoles en el mundo del motor

Ayer fue un día en el que confluyeron las motos y la Fórmula 1; una jornada que se saldó con luces y sombras para los pilotos españoles. Lo mejor vino, una vez más, de las dos ruedas, ya que Dani Pedrosa, Toni Elías y Nico Terol firmaron en el Gran Premio de Indianápolis (USA) un nuevo triplete de triunfos para España, que se completó con los podios de Jorge Lorenzo, Julián Simón y Pol Espargaró.

Pedrosa hizo una buena salida y se fue a la caza del “poleman”, Ben Spies, el futuro compañero de Jorge Lorenzo en el equipo oficial de Yamaha. El mallorquín no salió bien, y cedió un terreno que le acabó costando la posibilidad de luchar por la victoria. En la vuelta número 8 Dani sobrepasó a Spies, y puso la directa hacia el triunfo en el histórico “Speedway” de Indianápolis.

Segundo fue el norteamericano y tercero Lorenzo, que adelantó a Dovizioso a 16 vueltas del final pero no pudo alcanzar al piloto del equipo satélite de Yamaha. Es la primera vez en toda la temporada que Lorenzo no acaba una carrera en alguna de las dos primeras posiciones. Cuarto fue Rossi. Lorenzo sigue mandando en la general con 251 puntos, 68 más que Pedrosa, a siete carreras del final.

En Moto2 Toni Elías y Julián Simón se jugaron la victoria en una carrera muy accidentada, que debió detenerse nada más empezar por una caída múltiple. Tras la reanudación Elías, Simón y el británico Scott Redding abrieron hueco con respecto a sus preseguidores, pero Redding se descolgó a seis vueltas del final, tras un ataque del manresano, que supo mantener a raya a Simón y apuntarse su tercer triunfo consecutivo, que le mantiene en cabeza con 67 puntos sobre Iannone. Simón ya es tercero, acechando al italiano.

Y en 125 no hubo triplete español pero la victoria de Nico Terol (segunda seguida), el tercer puesto de Pol Espargaró y la caída y posterior sanción a Marc Márquez por “acortar” terreno en la última vuelta (10º) aprietan sobremanera la general. Márquez sigue líder pero ahora Terol está a cuatro puntos y Espargaró, a cinco. Tela marinera la que tenemos por delante.

Duro golpe para las aspiraciones de Alonso
Por su parte lo negativo vino de manos de la Fórmula 1. Fernando Alonso tuvo un fin de semana tremendamente desgraciado en el Gran Premio de Bélgica, que culminó con un abandono a siete vueltas del final que le complica bastante el título mundial, cuando faltan seis pruebas por celebrarse. Alonso está a 41 puntos del líder y ayer ganador en Spa-Francorchamps, Lewis Hamilton; y a 38 de Mark Webber, segundo.

El desafortunado día para los españoles se completó con la mala suerte para De la Rosa y Alguersuari. Pedro fue durante buena parte de la carrera en posición de puntos (10º), pero una salida de pista la relegó a la 12ª posición. Su lugar lo “heredó” el de Toro Rosso, que aguantó los envites del Force India de Liuzzi; pero los comisarios consideraron al acabar la carrera que Alguersuari se había saltado una chicane. Jaime fue sancionado con 20 segundos, y se vio desposeído del punto que había logrado.

Ferrari equivocó la estrategia diseñada para rodar sobre mojado porque, si bien llovió durante la carrera, tampoco lo hizo ni con demasiada intensidad ni durante demasiado tiempo, tan sólo al principio y al final de la carrera. Desde su décima posición en parrilla Alonso vio frenada su remontada en la última “chicane” de la primera vuelta -la famosa y remozada “parada del autobús”- con la terrible embestida de Barrichello -por culpa de la lluvia-, si bien el coche, aunque debió entrar en boxes, milagrosamente no sufrió daños graves.

Hamilton, por su parte, había adelantado a Webber en la salida y se iba por delante, pero el agua que comenzó a caer nada más darse la salida y el lío que se montó en la “Bus Stop” -todos fallaron ahí- obligó a la dirección de carrera a sacar el “safety car”. Al reanudarse la batalla cesó la lluvia y todos los que habían entrado a cambiar los neumáticos debieron volver a hacerlo de nuevo, entre ellos Fernando, lo que les costó más tiempo aún de retraso.

Desde ahí Alonso comenzó una remontada que acabó, como hemos comentado, a siete vueltas de la bandera de cuadros, cuando con la reaparición de la lluvia un patinazo de su Ferrari provocó que éste diera un doble trompo después de chocarse contra la protección. Mala suerte para él, aunque también para Button y Vettel. El actual campeón tuvo que retirarse tras ser embestido -de manera accidental- por el alemán, que fue penalizado con un “drive through”, y que luego también debió abandonar.

Así pues, el campeonato parece ahora más que nunca un mano a mano entre Hamilton y Webber; entre McLaren y Red Bull. Aunque faltando seis carreras y con el nuevo sistema de puntuación, nada se puede descartar todavía.

,

No hay Comentarios

El último gran reto de Valentino Rossi

Se confirmó el secreto a voces que iba circulando por el “paddock” desde hacía varias semanas: Valentino Rossi, “Il Dottore”, correrá las dos próximas temporadas en Ducati, finalizando su colaboración con Yamaha, que ha durado siete temporadas, en las que ha conseguido cuatro de sus siete títulos mundiales entre 500cc y MotoGP.

Sin duda es la noticia más esperada por la afición italiana al motociclismo, ya que supone que el mayor ídolo que existe actualmente en este deporte y el mejor corredor de la historia por detrás de su compatriota Giacomo Agostini intentará lograr un título mundial en la categoría reina a lomos de una moto italiana. O, mejor dicho, de “la moto” italiana, porque no hay otra marca en este mundillo con más tradición que ésta en el país de la bota, sólo comparable a lo que significa Ferrari en los coches.

Como bien dice “Il Dottore”, es el momento de buscar nuevos retos. Y éste, sin duda, lo es. No sé si más o menos complicado que el emprendido en 2004, cuando, tras dejar a la todopoderosa Honda, se propuso -con el éxito que todos sabemos- reflotar a una Yamaha que llevaba años en plena travesía del desierto; pero sí similar. Por su edad -31 años-, probablemente sea el último gran reto del genio de Tavullia en el motociclismo.

“Por desgracia, hasta las más bellas historias de amor tienen un final, pero dejan un montón de buenos recuerdos, como cuando mi M1 y yo nos besamos por primera vez sobre la hierba de Welkom, cuando ella me miró a los ojos y me dijo: te amo”, comentó ayer Rossi en su carta de despedida.

No le falta razón. Todos recordamos aquella imagen en el Gran Premio de Sudáfrica de 2004, el comienzo de una hermosa historia de amor entre Rossi y su M1. Una historia de amor fructífera, no en vano ha dado cuatro mundiales -2004, 2005, 2008 y 2009- y otro más, el de 2006, que perdió en la última carrera por una caída.

Ahora la pujanza de un piloto mucho más joven y que cada año que pasa es mejor como Jorge Lorenzo -ganador también ayer en Brno-, y la mayor confianza que parece haber depositado Yamaha en él -sobre todo después de la lesión de “Vale” este año en Mugello- han impulsado a Rossi a buscar una nueva motivación para intentar continuar al más alto nivel. Y qué mejor forma que hacerlo con la Ducati, una moto a la que sólo ha sido capaz de hacerla competitiva de verdad Casey Stoner.

Con el australiano, Ducati fue campeona en 2007; aunque creo que todos somos conscientes de que un triunfo con Rossi, por razones obvias, no tendría ni punto de comparación. Sólo falta saber -yo al menos aún no lo sé con certeza- si a “Il Dottore” le va a terminar acompañando su equipo de toda la vida encabezado por Jeremy Burgess, algo que no estaba nada claro. Sin ellos, co-artífices de sus títulos mundiales con Honda y Yamaha, el reto sería todavía mayor. Un desafío que todos los que somos seguidores del Mundial de Motociclismo estamos deseosos de que dé comienzo.

,

No hay Comentarios

Tres veces en un solo día

El deporte español sigue con su extraordinario estado de gracia; tanto es así que ayer la “Marcha Real” sonó ni más ni menos que tres veces, para homenajear a tres grandes figuras de las tres principales especialidades sobre ruedas: Fernando Alonso, Alberto Contador y Jorge Lorenzo (en orden cronológico).

Alonso ganó diez carreras después
Todo comenzó en el GP de Alemania de Fórmula 1, en el circuito de Hockenheim. Allí Fernando Alonso se hacía con su segundo triunfo del año, tras el obtenido en la cita inaugural en Bahrein. Tras su segunda plaza en la sesión de clasificación, Fernando se enzarzó con Vettel en una cruenta batalla -deportiva- en la salida, de la que resultó vencedor. Lo que nadie esperaba era que Felipe Massa aprovechara la tesitura para pasarlos a los dos y situarse en cabeza.

El brasileño comenzó a marcar un ritmo endiablado que le hizo mantener su privilegiada posición ante Alonso, ya que Vettel estaba a raya. Pero mediada la prueba Massa empezó a flojear, y tanto Alonso como Vettel se le acercaban visiblemente. Fue ahí cuando surgió la polémica. Desde Ferrari “sugirieron” al brasileño que no opusiera resistencia ante un ataque de Alonso informándole de que el asturiano venía visiblemente más rápido. Massa, que estaba nada menos que a 31 puntos de Alonso hasta ayer, se cabreó y acató la decisión del equipo… frenando brusca y visiblemente a la salida de una curva en la vuelta 49.

El elevado ritmo de Alonso quedó de manifiesto en las vueltas que restaban, mientras que Massa evidenció su flojedad al estar a punto de ser alcanzado por Vettel. Dio igual. La prensa inglesa -cuando no son los franceses son los ingleses- se cebó, cómo no, con el asturiano y con Ferrari por las “órdenes de equipo”. Como si en el resto de la parrilla -empezando por McLaren- no actuaran igual en situaciones similares. La infantil actitud de Massa le costó al equipo una multa de 100 mil dólares y una posible -que no probable- descalificación para ste gran premio de ambos pilotos en el próximo Consejo Mundial de la FIA.

Pero lo verdaderamente importante es que Ferrari “ha vuelto”, lo que hace que la diferencia de 34 puntos que separan a Fernando Alonso de Lewis Hamilton -4º ayer- a falta de 8 carreras no sea ni mucho menos insalvable. Se puede soñar -si la FIA no sigue “metiendo” la mano- con el tercer título mundial.

Contador reina por tercera vez en París
La segunda vez que se pudo escuchar el himno nacional fue en los Campos Elíseos. Poco antes de las seis de la tarde Alberto Contador recibía, de forma oficial, su tercer maillot amarillo en la capital francesa, el que verdaderamente cuenta, en definitiva.

Es la quinta victoria consecutiva de un español en el Tour de Francia, y la 13ª en total: 5 de Miguel Indurain (1991 a 1995), 3 de Contador (2007, 2009 y 2010) y una de Federico Martín Bahamontes (1959), el malogrado Luis Ocaña (1973), Perico Delgado (1988), Óscar Pereiro (2006) y Carlos Sastre (2008).

Cierto es, como hemos venido comentando a lo largo de la semana, que el pinteño, más conservador que otros años, ha sufrido más de lo que hubiese debido para hacerse en 2010 con la victoria. Contador deberá cuidar bastante más su preparación para 2011, sobre todo si al señor Andy Schleck le da por mejorar de verdad contra el reloj. Pero pese a todo, lo que ahora mismo importa verdaderamente es que el de Astaná, con sufrimiento o sin él, se ha vuelto a hacer con la “Grande Boucle”. Y ya van tres.

Lorenzo, el mejor también en Laguna Seca
Y la fiesta española terminó con el GP de Estados Unidos de MotoGP. Un imparable Jorge Lorenzo sumó su sexta victoria del año en el peculiar circuito californiano de Laguna Seca, por delante de Casey Stoner y de un excepcional Valentino Rossi.

No obstante, no fue una carrera demasiado brillante en general para los españoles, ya que Álvaro Bautista, Héctor Barberá, Dani Pedrosa y Aleix Espargaró tuvieron que abandonar por diferentes motivos. Especialmente doloroso fue el de Pedrosa, quien tras otra enorme salida lideraba la carrera con comodidad por delante de Lorenzo y de Stoner, pero en la vuelta 11 (de un total de 32) sufrió una caída que le dejó fuera de carrera y, lo que es peor, a 72 puntos ya del líder mallorquín.

Lorenzo se limitó, desde entonces, a rodar “plácidamente” hasta la bandera a cuadros, y la emoción estuvo realmente en la lucha por el tercer lugar del podium. Cuando todo parecía indicar que Dovizioso sería quien lo ocuparía, Rossi -aún renqueante de sus lesiones y en un circuito que, por sus características, no le venía nada bien en su estado- sacó fuerzas no se sabe de dónde y con unos bríos propios del gran campeón que es alcanzó a su compatriota y lo rebasó a cinco vueltas, pudiendo mantener su posición hasta el final.

Tan grande fue la casta y la exhibición de “Il Dottore” que los responsables del podium “quisieron homenajearle”… haciendo sonar el himno de Italia en vez del de España. Una cagada que se convirtió en la anécdota del día, y que afortunadamente supieron subsanar -a diferencia de, por ejemplo, los franceses en el Tour 2009- en pocos segundos, mientras que Lorenzo y Rossi se lo tomaban de buen humor.

En resumidas cuentas, que no es nuestra intención sacar pecho de manera deliberada; pero cuando dentro de algunos años vuelvan las vacas flacas (que en algún momento tendrán que volver) posiblemente echemos la vista atrás a este final de la primera década del siglo XXI; un período en el que el éxito de España en las principales disciplinas deportivas no está teniendo parangón con ninguna otra época de nuestra historia. Y que dure.

, , ,

No hay Comentarios

Triplete español en Sachsenring, el día de la vuelta de Rossi

Dani Pedrosa ha encabezado el tercer triplete triplete español de victorias de la temporada, éste en el Gran Premio de Alemania, con su triunfo en Moto GP, por delante de Jorge Lorenzo y de Casey Stoner, quien le arrebató el podium a un Valentino Rossi que adelantó su reaparición y se mostró, como es él, altamente competitivo.

Pedrosa, que lució la camiseta de “La Roja” en el podium, ha obtenido su segundo triunfo del año en una carrera dividida en dos partes. Se preveía, visto el comienzo, que el catalán y su Honda habían alcanzado una excelente puesta a punto y por ello fueron capaces de aguantarle las primeras vueltas a Lorenzo, mientras Rossi iba remontando después de una salida con bastantes precauciones. Pero una espectacular caída múltiple en la vuelta 9 en la que se vieron envueltos De Puniet, Bautista y Aleix Espargaró obligó a la dirección de carrera a sacar la bandera roja.

Se debía celebrar así una nueva lucha a 21 vueltas, y allí Pedrosa supo primero aguantar a Lorenzo y luego pasarle para marcharse definitivamente hacia la victoria. Por detrás un espectacular Rossi alcanzó a Stoner y llegó a sobrepasarle; pero el de Ducati no se rindió y le devolvió la maniobra en la última curva. Stoner le ganó el interior a un Rossi tal vez falto de ritmo de carreras y le “birló” el podium. No obstante, la actuación de hoy de “Il Dottore”, recién salido de su grave lesión y casi sin haber tocado la moto hasta el pasado viernes, es un claro síntoma de que las carreras que faltan de aquí a final de temporada van a contar con ese plus de espectáculo que supone su presencia en los circuitos, aunque ya no opte a revalidar su título.

Lorenzo, naturalmente, continúa de líder con 185 puntos, por los 138 de Pedrosa y los 102 de Dovizioso. Rossi es sexto con 74. Moto GP volverá la semana que viene, en el circuito californiano de Laguna Seca.

España también ganó en las otras dos categorías. En 125cc Marc Márquez y Pol Espargaró mantuvieron un duelo vibrante hasta que a tres vueltas del final el segundo sufrió una caída al pisar la hierba artificial situada tras algunos de los pianos. Márquez ganó su quinta carrera consecutiva, y abre hueco en la general sobre Espargaró y Terol, que no ha podido correr esta mañana por las secuelas de su caída en Montmeló.

En Moto 2, la carrera fue, sencillamente, vibrante. Toni Elías rememoró sus tiempos de “Curro Romero” y, tras una mala salida, debió remontar desde la undécima posición. Uno tras otro fue sobrepasando a los que le precedían, hasta que llegó a la altura de Andrea Iannone, el piloto más rápido actualmente. Eso no le importó a Elías, que a pocas vueltas del final “le quitó las pegatinas” a la moto del italiano, y logró su tercera victoria del año. Tercero fue Roberto Rolfo, que impidió casi sobre la línea el primer podium de Fonsi Nieto en su regreso al Mundial de velocidad. Como quiera que ni Luthi ni Julián Simón acabaron la carrera, Toni Elías es mucho más líder al acumular ya 46 puntos sobre el segundo, desde hoy Andrea Iannone.

Tanto 125cc como Moto 2 descansan para Laguna Seca, y volverán el 15 de agosto en el GP de la República Checa.

, ,

No hay Comentarios

Lorenzo encabeza en Le Mans un nuevo triplete español

Jorge Lorenzo se encuentra en estado de gracia. El mallorquín se ha impuesto en la carrera de Moto GP del Gran Premio de Francia, en el circuito de Le Mans por delante de Valentino Rossi, y aventaja en nueve puntos al campeonísimo italiano en la general.

Rossi partía desde la “pole”, pero Lorenzo, tras una salida regular, se pegó pronto a su rueda y en la 12ª vuelta -de un total de 28- le pasó para, desde ese mismo instante, dominar con mano de hierro hasta la bandera a cuadros.

Tercero ha sido Andrea Dovizioso, cuarto Nicky Hayden y quinto Dani Pedrosa, quien volvió a ir de más a menos, y en el último giro pasó de estar en el podium a terminar en la quinta plaza. El otro gran rival de los dos pilotos de Yamaha, Casey Stoner, se cayó en la tercera vuelta, y visto lo visto parece que la temporada va a ser un nuevo mano a mano entre Lorenzo y Rossi.

Jorge puso la guinda a otro excelente dominio para el motociclismo español porque, como ocurriera hace tres semanas en Jerez, nuestros pilotos han conseguido ganar en todas las categorías. En 125 cc, tercer triplete consecutivo, esta vez por gentileza de Pol Espargaró, Nico Terol y Marc Márquez, con Efrén Vázquez cuarto. Terol es líder por delante de Espargaró y “Tito” Rabat, aunque éste ya a bastante distancia.

Y en Moto 2 el gran favorito, Toni Elías, definitivamente ha comenzado a carburar, apuntándose su segunda victoria del campeonato por delante de Julián Simón y del italiano Simone Corsi. En la general, Elías ya es claramente líder, por delante del japonés Tomizawa y de Corsi. Mejor, imposible.

No hay Comentarios

Apoteosis de Jorge Lorenzo el día en el que tres españoles ganaron en Jerez

No ha podido tener mejor resultado el G.P. de España de motociclismo para los pilotos españoles. Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa han quedado primero y segundo en el Circuito de Jerez en la categoría reina, Moto GP, haciendo vibrar como nunca a la afición española presente en la localidad gaditana.

El mallorquín ha completado una carrera épica, remontando su mala salida hasta llegar a la primera plaza tras una espectacular pasada a Pedrosa en la última vuelta. El rey de las motos, “Il Dottore” Valentino Rossi, sólo ha podido ser tercero.

Pedrosa salía desde la “pole” y se marcó un carrerón hasta que le duraron las fuerzas. El piloto catalán partió como un tiro y comandó durante 26 de las 27 vueltas; pero en la última de ellas no pudo contener a ese toro desbocado que se llama Jorge Lorenzo. El de Yamaha fue sobrepasando consecutivamente a Stoner, a Hayden, a Rossi y, finalmente, a Pedrosa, completando una actuación de “chapeau”. Lorenzo, líder del mundial con 4 puntos de ventaja sobre Rossi, celebró este gran triunfo en territorio nacional con un chapuzón en el lago situado más o menos a la altura de la zona donde se sitúan los aficionados más apasionados.

Y todo ello el día en el que los pilotos españoles consiguieron un histórico triplete, el primero en un gran premio celebrado en nuestro país; porque antes Toni Elías en otra espectacular carrera de Moto 2 (en la que se produjo la imagen del domingo), y Pol Espargaró en 125 cc (acompañado en el podium por Nico Terol y “Tito” Rabat) se habían encargado de hacer sonar el himno español en el Circuito de Jerez.

No hay Comentarios

La “gallina vieja” gana su noveno título mundial

No hay quien le tosa, definitivamente, a Valentino Rossi hoy en día. Jorge Lorenzo ha estado muy cerca este año, pero cuando el binomio Rossi-Yamaha funciona a la perfección, no hay nada que hacer. El “fuoriclasse” italiano se proclamó ayer campeón del mundo de MotoGP, sumando así su noveno título mundial dentro del motociclismo, y su séptimo en la categoría reina: uno en 500cc y seis en MotoGP, a los que hay que sumar otro en 125cc y otro en 250cc.

Rossi, con sus fans... y su Gallina Vecchia. Foto: Marca.com

Rossi, con sus fans... y su Gallina Vecchia. Foto: Marca.com

El circuito de Sepang, en Malasia, como en 2003 y 2005, fue testigo del nuevo título de “Il Dottore”, quien lo celebró junto a sus fans, como siempre, haciendo un guiño muy especial, marca de la casa; un guiño a sus treinta años -frente a los no más de 25 de todos sus rivales directos- con una camiseta en la que se podía leer en italiano el refrán “Gallina vieja hace buen caldo”, junto a una gallina de verdad y a un gigantesco huevo con el número 9.

Rossi acabó en tercer lugar por detrás de Stoner y de Dani Pedrosa, pero no fue una carrera fácil para el italiano. Para comenzar, justo después de terminar la carrera de 250cc, empezó a caer una tromba de agua descomunal sobre Sepang, una típica tormenta malaya que obligó a retrasar la salida de MotoGP unos 40 minutos. Esto creó muchos problemas a todos los pilotos, quienes habían conformado para sus motos reglajes para correr en seco. El más perjudicado por ello fue Jorge Lorenzo, que tuvo problemas con su moto en la vuelta de formación, pero al estar el “pit lane” cerrado -y, por tanto, ser ilegal el cambio de vehículo- tuvo que tomar la salida desde allí mismo.

Valentino tampoco empezó bien, puesto que cometió varios errores que le llevaron a perder unas cuantas posiciones. Incluso fue rebasado por un Jorge Lorenzo que tuvo una salida bestial; pero a las pocas vueltas comenzó a ser el de siempre. Por delante un Casey Stoner como pez en el agua dominó la carrera de cabo a rabo, seguido desde sus inicios por los dos pilotos de Repsol Honda, Dani Pedrosa y Andrea Dovizioso.

Los riesgos tomados por Dovizioso terminaron con el piloto italiano en el suelo, lo que le daba plaza de podium a un Rossi que venía casi imparable desde atrás y cuyo objetivo era precisamente ese, lograr el título subiendo al podium. Incluso Valentino intentó ir a por Pedrosa, pero eso ya era muy arriesgado y casi imposible en las pocas veltas que faltaban. Lorenzo entró cuarto y, pese a su enorme temporada, deberá esperar al menos un año más para conseguir ser campeón porque Rossi, sencillamente, es demasiado Rossi.

El podium de 250. Foto: Marca.com

El podium de 250. Foto: Marca.com

250: Aoyama, campeón virtual

El único título que se decidirá en el GP de la Comunidad Valenciana es el de 250, pero si no ocurre nada extraño la cita valenciana debe ser un mero trámite para Hiroshi Aoyama. El japonés ganó la carrera malaya, mientras que Héctor Barberá le hizo un enorme favor al arrebatarle en el último instante la segunda plaza a Marco Simoncelli. Barberá y Simoncelli cruzaron la línea de meta en el mismo tiempo, pero el valenciano quedó por delante gracias a su mejor vuelta rápida en carrera. Esto hace que al japonés, que saca 21 puntos a Simoncelli, le baste con se duodécimo en Cheste, haga lo que haga el italiano.

Fue una de las mejores carreras que se han podido ver en la temporada. A mediados de la misma poco a poco se iba formando un grupo de cabeza en el que estaban, además de los tres que acabaron en el podium, los franceses Jules Cluzel y Mike Di Meglio, y también Álvaro Bautista. Pero el talaverano, una vez más, acabó por los suelos cuando estaba a punto de llegar a contactar con los punteros. Es la tercera caída consecutiva, lo que definitivamente no sólo hace que, matemáticamente, quede sin opciones de ser campeón, sino que además Barberá le ha adelantado en la clasificación, en la lucha por ser el primer piloto español.

Poco después Cluzel también besó el asfalto malayo, y en cabeza comenzó un duelo increíble entre Aoyama y Simoncelli, con Barberá como testigo privilegiado. Una y otra vez el japonés y el italiano se pasaban y repasaban, hasta el punto de pensarse incluso que ambos podrían acabar fuera de carrera por algún toque, lo que hubiese beneficiado enormemente a Barberá, que aún contaba con alguna remota opción de llevarse el campeonato. Pero a falta de cuatro vueltas para el final Aoyama adelantó por última vez a Simoncelli, empezó a tirar como un poseso y se fue directo hacia la victoria. Una victoria que, junto al tercer puesto final de Simoncelli, casi casi ya le da la corona, la última de 250.

125: Simón, insaciable

Por último, en 125cc el campeón del mundo, Julián Simón, continuó con su particular hambre de triunfos y cosechó un nuevo éxito, al volver a derrotar en un mano a mano a su máximo rival y compañero de equipo, el británico Bradley Smith; mientras que el tercer puesto fue pra Pol Espargaró. Es la sexta victoria de la temporada para Simón, gran dominador de la cilindrada con todas las de la ley.

No hay Comentarios