Archivo etiqueta Pep Guardiola

El ciclo se cierra tal y como empezó


Catorce títulos en cuatro temporadas (a saber: tres ligas, dos Champions, dos Copas del Rey, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa y tres Supercopas de España) y, sobre todo, un estilo de juego reconocido y admirado a nivel mundial. Ese es el legado que deja el Barça de Pep Guardiola, me atrevería a decir abiertamente que algo insuperable del todo para cualquier equipo que se lo proponga en los años venideros.

Así ha completado el Barça, de la mano del técnico de Santpedor, un ciclo verdaderamente impresionante que si se inició en 2009 con una contundente victoria frente al Athletic de Bilbao en la final de la Copa del Rey, ha terminado ahora exactamente de la misma forma. El 0-3 de esta noche en el Vicente Calderón es una muestra muy clara de cómo se ha desarrollado el encuentro, decidido tras una primera media hora de ensueño con la que nos han deleitado las huestes balugranas, vencedoras de la 26ª Copa de su historia.

El Athletic ha tenido mala suerte. Su temporada ha sido magnífica, tanto por los resultados obtenidos en los torneos por eliminatorias como por el juego veloz y atractivo desplegado durante la mayor parte del curso, pero no ha podido rematar. La excesivamente corta rotación de Marcelo Bielsa les ha hecho llegar fundidos a los encuentros decisivos; pero sobre todo lo que les ha pasado tanto en la Europa League como en la Copa es que se han topado, respectivamente, con un rival que anduvo muy inspirado y con otro que si se pone a jugar como sabe es casi imposible ganarle.

A los leones les ha ocurrido exactamente igual que en 1977. Entonces, la Juventus en la UEFA y el Betis en la mítica y legendaria final de la I Copa del Rey -en el Calderón- les dejaron con la miel en los labios; tal y como se han quedado en 2012 ante el Atlético y el Barça -también en el feudo colchonero-. Demasiado castigo para un bloque protagonista de momentos tan brillantes como, por ejemplo, las eliminatorias europeas ante Manchester United y Schalke 04; pero es que, repetimos, con un Barça como el de hoy lo que no puede ser, no puede ser; y además, es imposible.

Todos esperaban -algunos, más allá de los hinchas bilbaínos, lo deseaban fervientemente- que el Athletic saliera de forma muy distinta a la del pasado 10 de mayo en Bucarest, más activa y menos nerviosa debido a su condición teórica de “víctima”. Pero el Barça no le ha dejado. Los jugadores culés querían cerrar con un título una campaña bastante irregular; y también querían homenajear al que ha sido en estos cuatro años su guía desde la banda.

Así, en 24 minutos, los dos goles de Pedro y el de Leo Messi cerraron el partido mucho antes de lo que se preveía. Elogiable al 100% el final de temporada de Pedrito que, cuando ha podido tener continuidad y las lesiones le han dejado en paz, ha vuelto a demostrar lo que vale con dos tantos “marca de la casa”: el primero a los dos minutos cazando una pelota tras un córner; y el segundo, el definitivo 0-3, con un remate ajustado, ambos con la zurda. Esta noche el canario ha comprado una gran cantidad de billetes para estar el domingo en la lista de Vicente del Bosque para la Eurocopa 2012.

Y qué decir de Messi que no se haya dicho ya. El mejor jugador de lo que llevamos de siglo XXI necesitaba, más por convicción y satisfacción personal que por otra cosa, volver a ser decisivo en una final; y a fe que lo ha sido. Javi Martínez y De Marcos en el medio campo, y Ekiza y Amorebieta en el área, han terminado verdaderamente mareados con el genio de Rosario, que ya avisó en el primer minuto y que encarriló definitivamente el título culé a los veinte recibiendo un gran pase de Iniesta y definiendo, con la derecha y con poco ángulo, de forma magistral.

Era su gol número 73 a lo largo de toda la temporada, un récord mundial con el que Messi se postula como más que probable ganador de su cuarto Balón de Oro FIFA; y me explico. En una temporada en la que todos aquellos que han decidido los grandes títulos han tenido también algún fallo grave (Drogba en la Copa de África; C. Ronaldo, como el propio Messi, en la semifinal de la Champions), los 73 tantos del argentino, su indiscutible Bota de Oro, la cantidad de pases de gol que ha dado y el notable número de goles de museo que ha metido le hacen, sin ninguna duda por mi parte, le vuelven a hacer merecedor del premio.

Sentenciado el duelo, al Barça le bastó con que Mascherano y Piqué fueran sendos valladares inexpugnables, y con algunas acciones sueltas a la contra; porque el Athletic, más animoso en la segunda mitad, poco ha podido hacer para compensar el vendaval que se le había venido encima en el primer tramo del partido.

Pero los rojiblancos no tienen nada que reprocharse; porque hoy simplemente el Barça ha decidido sacar su rodillo a pasear desde el comienzo para así hacerle más placentera su última noche de gloria al verdadero comandante de todos y cada uno de los catorce títulos regalados a su afición y al mundo del fútbol: don Josep Guardiola Sala. Como muy bien ha titulado en su artículo el gran periodista Rubén Uría, gloria eterna para su Barça; un equipo que se ha ganado por méritos propios entrar en el Olimpo histórico del balompié internacional.

Twitter: @victordiaz79

, , ,

No hay Comentarios

En nombre del FÚTBOL, gracias, Pep


Se cierra definitivamente un ciclo en el Barça. El entrenador más laureado de la historia del club, el que mejor ha sabido perfeccionar el gusto por el buen fútbol “impuesto” en la entidad culé desde la llegada de Johann Cruyff, se marcha definitivamente, tras cuatro años en los que ha llevado a los del Camp Nou a la cima indiscutible del fútbol mundial.

El tremendo desgaste ha sido la causa esgrimida por Pep Guardiola para poner fin -algo que tenía decidido desde el pasado otoño- a un período que se cierra con un total de trece títulos -seis de ellos en el histórico 2009-, que pueden ser catorce. A saber: tres ligas, dos Champions, dos Mundiales de clubes, dos Supercopas europeas, tres Supercopas españolas y una Copa del Rey que pueden ser dos si el próximo día 20 derrota al Athletic de Bielsa en el Vicente Calderón.

Le creo, porque no hay más que ver la comparativa de la imagen que presentaba a su llegada al primer equipo en 2008, y la actual. Pero hay quien dice que también ha habido de por medio otros factores: desavenencias con la directiva, hartazgo con algún que otro jugador…

Aunque tengo razones más que suficientes como para no creerme en absoluto esto último, como yo no he vivido precisamente desde dentro cómo ha sido la relación entre Guardiola y Rosell no seré yo quien ponga en duda lo que han apuntado ciertos compañeros de diversos medios de comunicación que, teóricamente, poseen mucha más información que yo. Como tampoco me apetece entrar en polémicas con quienes, siempre desde la capital del Reino de España, acusan al de Santpedor de cobardía por marcharse precisamente el año en el que el Barça no va a ganar, salvo apocalipsis histórico, ni la Champions ni la liga. No merece la pena.

Porque lo que debe hacer ahora el mundo del fútbol es exactamente lo mismo que hará el barcelonismo cuando la temporada toque a su fin: despedirle con todos los honores que se merece un hombre de cuya mano los Messi, Xavi, Iniesta, Puyol y compañía, como el Madrid de Di Stéfano, Puskas y Gento, el Brasil de 1970, el Ajax de Rinus Michels y Johann Cruyff, o el Milan de Sacchi y los holandeses -Rijkaard, luego precedesor de Guardiola en el banquillo culé, Gullit y Van Basten- han elevado al balompié a la categoría de arte.

Por eso, en nombre del FÚTBOL, yo le doy las GRACIAS por estos cuatro años. Sí, no me he equivocado: el FÚTBOL, con mayúsculas. La parte de este deporte que no sólo incluye lo que sucede sobre el terreno de juego -y cómo sucede-, sino que también nos muestra cualidades desgraciadamente olvidadas en algunas personas e instituciones -no sólo clubes, sino también medios de prensa, periodistas e incluso federaciones- como la humildad, la deportividad y el señorío.

No quiero decir con esto que Guardiola haya sido ni sea perfecto, ni tampoco un santo. Es un ser humano y, como tal, ha cometido errores; aunque muy pocos, porque en su filosofía lo que siempre ha predominado ha sido la grandeza tanto en la abundante victoria como en la poco frecuente, aunque dolorosa, derrota. Saber ganar y saber perder, manteniendo las formas salvo en casos puntuales -véase el célebre capítulo del “puto amo”-, casi siempre justificados.

Sólo cabe, por mi parte, desearle toda la suerte del mundo allá donde vaya, ya sea a partir del próximo verano o después del año sabático que mucha gente dice que, para regenerarse, se va a tomar. Y, aunque luego la pelotita puede decir lo contrario si no entra lo suficiente, el Barça puede estar tranquilo gracias al golpe maestro que ha supuesto anunciar al instante el nombramiento de “Tito” Vilanova como nuevo entrenador del club. Porque con lógica y coherencia siempre será más fácil volver a la cima del fútbol internacional.

, ,

No hay Comentarios

Eduardo Inda, director del Marca, llama fascista a Guardiola

Cuando esta noche he escuchado tras la rueda de prensa del Barça-Sporting cómo a Pep Guardiola se le requería su opinión sobre el hecho de que Eduardo Inda, director del diario Marca, le hubiera llamado fascista, sinceramente he necesitado limpiarme los oídos y volverlo a escuchar porque no me lo creía.

Me parecía imposible, aun conociendo profesionalmente al personaje en cuestión, que hubiese llegado tan lejos; así que inmediatamente me he puesto a investigar en la red acerca del tema. Y, por muy increíble que pudiera llegar a parecer, esas afirmaciones son total y absolutamente ciertas:

“>

Como algunos videos duran en Youtube un suspiro, procedo a reproducir de manera 100% fidedigna, el comentario en cuestión: “A mí me parece despreciable la gente que, con actitudes fascistas, ponen a uno en la diana para que luego otros hagan el trabajo sucio. El trabajo sucio, ¿cuál es? El de vilipendiar a la gente, el de calumniar a la gente y, eventualmente, el que a un periodista le puedan poner en riesgo su integridad física. Y si a mí me ocurre algo, el responsable de lo que me ocurra será el señor Guardiola. Yo no diré, como dice él, o como insinúa él, que él me ha agredido; nunca lo diré. Pero si a mí me ocurre algo en algún momento, el responsable de lo que me ocurra será el señor Guardiola, que al más puro estilo fascista me ha puesto en la diana. Y me ha puesto en la diana con argumentos falsos, con medias verdades, y a sabiendas de que es una afirmación extemporánea“.

Es muy, pero que muy grave. ¿A qué se refiere este tipo con “afirmación extemporánea”? Hagamos un poco de memoria. El pasado mes de abril, el “señor” Inda publicó en la web de su diario el siguiente videoblog, en la previa del Real Madrid-Barça de la temporada 2009-2010:

“>

Pasen de los primeros 2 minutos y 18 segundos, y céntrense en el final, que también procederé a reproducir por si a Youtube, como hace cada dos por tres con los videos de ciertos usuarios, decide eliminarlo: “Con eso y con parar a Messi por lo civil o por lo criminal a lo mejor tal vez baste. Esto es todo, marquistas“. Eso lo dijo ni más ni menos que el director del diario más leído en nuestro país.

Guardiola y sus jugadores, por entonces, se dedicaron a pasar del tema respondiendo como se debe responder en el mundo del fútbol: ganando por 0-2 y poniendo definitivamente a su favor la liga que terminarían ganando; pero al técnico de Santpedor, como es perfectamente lógico, nunca se le olvidó ese comentario.

Y, miren ustedes por dónde, el pasado domingo -estoy seguro, faltaría más, que sin la intención de ir a lesionarle- el defensa del Atlético de Madrid Thomas Ujfalusi cumplió con el “mandamiento” del “señor” Inda. Sólo la Diosa Fortuna ha impedido que el mejor jugador del mundo vaya a estar fuera de los terrenos de juego durante una larga temporada.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, sin conocerse todavía el leve alcance de la lesión, Guardiola estalló contra la campaña que desde la prensa deportiva nacional se viene haciendo día sí día también desde hace años contra el Barça; y aludió a la responsabilidad de los medios de comunicación por decir cosas como lo de parar a Messi por lo civil o por lo criminal. El técnico no dio nombres, pero quien más quien menos sabía perfectamente -por eso el mundo Marca es, en deportes, lo más seguido en España- quién y cuándo había dicho eso.

Lo demás lo acaban de escuchar/leer. En una conferencia privada sobre memoria histórica y deporte para alumnos de periodismo -a los que menudo ejemplo ha dado-, nunca en un medio de comunicación de forma pública, el “señor” Inda no sólo acusó ayer de fascista a Guardiola, sino que además, como se ha podido comprobar en el videoblog, lo único que ha hecho es decir una verdadera sarta de mentiras -¿en qué momento se hace en el videoblog referencia a parar a Messi de esa forma, pero dentro de los límites del reglamento?- que no causan otro sentimiento que el de vergüenza ajena, tanto personal como profesional.

Pero claro; a medida que voy escribiendo esto no puedo evitar pensar sobre qué se puede esperar del tipo que ha convertido, como ya comenté en este mismo espacio hace tiempo, al periódico deportivo más señero del territorio español en un verdadero panfleto de pueblo donde la objetividad brilla por su ausencia y el amarillismo tan sólo es comparable al de Jorge Javier y la ex de Jesulín de Ubrique en la que, en sus comienzos hace 20 años, era la “pantalla amiga”.

“Señor” Inda, he sido muy suave con usted a lo largo de este artículo, y lo voy a seguir siendo para terminar. ojalá a usted no le pase nada, se lo digo con toda sinceridad. Ojalá tenga usted suerte y entre los millones de lectores que tienen tanto su periódico como la web no se cuelen seres lo suficientemente descerebrados como para coger el rábano por las hojas y atentar contra su integridad física. Pero tenga claro como el agua pura que si eso, por desgracia, terminara ocurriendo, el responsable no sería Pep Guardiola, sino usted mismo.

Y no por enarbolar la bandera del madridismo más rancio y forofo porque desde Barcelona prácticamente ocurre justo lo contrario -aunque sin tanta tirada ni tanto alcance como el Marca-, sino por hacer comentarios, videoblogs y elaborar editoriales que son los que verdaderamente incitan a la violencia. Todo ello gracias a su manifiesta irresponsabilidad como periodista… suponiendo que usted de verdad lo sea, “señor” Inda.

Muchas gracias a la web “La libreta de Van Gaal” por publicar el audio de la conferencia de Inda, poniéndolo a disposición de todo el mundo.

, , ,

3 Comentarios