Archivo etiqueta Roger Federer

El campeón que jamás dejó de serlo


A Roger Federer se le ha dado por “muerto” más de una vez. La primera, cuando en 2008, a los 27 años, el “huracán Nadal” le destronó en Wimbledon y le arrebató el cetro mundial. El caballero suizo -ayudado, todo sea dicho, por los problemas físicos de Rafa- se rehizo, y en 2009 no sólo recobró el liderato de la ATP sino que, además, colocó la bandera con sus iniciales en el único territorio que le faltaba por conquistar: París.

La segunda, en 2010, cuando Nadal, con el camino allanado por Soderling, volvió a ser número 1 en Roland Garros, e igualó la mejor marca del suizo de Grand Slams en un solo año: tres. Y la tercera, el año pasado con la irrupción del “terremoto Djokovic”. Federer, que pese a todo se mantenía en el “Top 4”, parecía relegado a los triunfos de segundo nivel, o a un fallo de alguno de los dos dominadores de la clasificación mundial para acceder de nuevo en un grande a un resultado medianamente acorde a su categoría.

Pero Roger se ha vuelto a recuperar, y ha resurgido de nuevo de sus cenizas, cual ave Fénix. Primero en la Copa Masters 2011; y luego, esta misma tarde con su séptimo Wimbledon, 17º título del Grand Slam, que además le permite conseguir un viejo anhelo, un logro que parecía definitivamente enterrado una vez perdida la cabeza de la clasificación mundial: igualar primero y superar después -esto se materializará en apenas una semana- a Pete Sampras como el tenista que más semanas ha estado, desde el inicio de la “era Open”, al frente de la ATP.

Nadie confiaba en él pero, en efecto, Federer lo ha hecho otra vez. Con su victoria de esta tarde ante Andy Murray -un escocés “adoptado” por los ingleses gracias a su condición oficial de británico- por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4, el “maestro” de Basilea ha obtenido su séptima copa en el All England Tennis Club; y con ello, a partir de mañana, su semana número 286 como rey del tenis, las mismas que “Pistol Pete”, al que superará sí o sí dentro de siete días, toda vez que la clasificación no se moverá de nuevo en sus primeros lugares al menos hasta después de los JJOO… de Wimbledon.

La sorprendente derrota de Nadal en segunda ronda le dejó de nuevo a las puertas del cielo; el imponente partido ante Djokovic en semifinales prácticamente se las terminó de abrir de par en par. Murray ha dado guerra; pero hoy no iba a ser el día en el que un británico -que no inglés- triunfara en Londres por vez primera desde Fred Perry en 1936.

Hoy el Olimpo le tenía reservada otra nueva jornada de gloria a Sir Roger Federer, a quien tan sólo le falta ya un pequeño detallito para ser el mejor en todo: llegar así a diciembre y sumar su sexto año como número 1 mundial, como Mr Sampras. Entre el US Open -“semis”-, el Masters 1000 de París-Bercy y la Copa Masters -campeón en ambos casos- defiende una enorme cantidad de puntos; mas nada es imposible para quien parecía monarca destronado, pero que en realidad es el gran campeón que nunca jamás dejó de serlo.

, ,

No hay Comentarios

Federer, “maestro” por sexta vez

Se dice que los viejos rockeros nunca mueren. Roger Federer no es que sea demasiado mayor ni mucho menos, pero a sus 30 años se le considera como un poco de vuelta en el mundo del tenis. Sin embargo, a la que puede aprovecha para continuar obsequiándonos con lecciones tan puntuales -cada vez más- como magistrales -siempre-.

Y eso precisamente es lo que ha hecho al conquistar esta tarde su sexta Copa Masters -el Masters de toda la vida- tras derrotar en la final, disputada en el O2 Arena de Londres, a Jo Wilfried Tsonga por 6-3, 6-7(4) y 6-3. Federer se convierte así en el tenista con mayor número de Masters de la historia, uno más que los legendarios Pete Sampras e Ivan Lendl, en su final número 100 de un torneo de la ATP, de las que ha ganado 70.

En un año en el que Novak Djokovic -sobre todo- y Rafa Nadal le han impedido “acceder” a los Grand Slams, el suizo ha aprovechado los bajones físicos de ambos en el final de temporada para decir “aquí estoy yo, y aquí voy a seguir estando”, primero conquistando el Masters 1000 de París-Bercy, y posteriormente la cita de los maestros, ambos triunfos ante Tsonga. Esto le posibilita terminar 2011 como número 3, adelantando de nuevo al también “tocado” Andy Murray.

Federer, que viendo a sus dos máximos rivales se atisbaba como favorito para reeditar el título de 2010, y que accedió a la final a costa de David Ferrer, aprovechó la oportunidad que le dio Tsonga para apuntarse un “break” decisivo, en el octavo juego del primer set. Hasta entonces el francés le estaba manteniendo el pulso, e incluso se pudo decir que estaba siendo mejor. Pero una vez más quedó demostrado que si hay alguien a quien no debes regalarle nada es a Roger, que sentenció en el juego siguiente con su saque, ganando la primera manga por 6-3.

El de Basilea dispuso de su saque para cerrar el partido con 5-4 en el segundo parcial, pero hasta los más grandes sufren alguna vez de nerviosismo, el que aprovechó Tsonga para recuperar el saque cedido en el quinto juego, y seguir vivo en un set que acabaría llevándose en el desempate, por 6-7(4), tras salvar una bola de partido -con su servicio, eso sí-.

La mayor fortaleza atlética de Tsonga hacía pensar por momentos que el francés se iba a alzar por el título por agotamiento físico de su rival. No fue así, ya que su inexperiencia terminó por pesar bastante más. Federer decidió arriesgar lo justito, jugando con el nerviosismo de Tsonga y a la espera, como siempre, de aprovechar su ocasión.

Y ésta llegó, como en la manga inicial, en el octavo juego, en el que Roger logró el “break” decisivo. Más tranquilo, Federer resolvió con su saque en plan campeón, como en sus mejores tiempos. El 6-3 definitivo no vino a hacer sino justicia, y no porque Tsonga no se mereciera haber ganado, sino porque habría sido moralmente injusto que Federer, huérfano de Grand Slams en 2011, hubiera terminado el año sin dejar su huella. La huella de un verdadero maestro del tenis.

, ,

No hay Comentarios

Federer acaba 2010 en plan “Maestro”

Roger Federer ha cerrado con una notable sonrisa el que, en líneas generales, no ha sido uno de los mejores años de su carrera. Un solo Grand Slam (Open de Australia) como único título importante era muy poco bagaje para el que para muchos es el mejor tenista de la historia.

Sin embargo en la tarde de ayer se sacó parte de la espina que se le ha atravesado en este 2010 en el que no sólo Rafa Nadal, sino que en ocasiones también Djokovic y Murray se le han subido a las barbas. Federer ha ganado en el pabellón O2 de Londres la Masters Cup (el Masters de toda la vida) por quinta vez en su vida, al haber completado un torneo impecable en el que ni siquiera Rafa Nadal ha podido con él.

El suizo, a diferencia de otros momentos del año, llegó al Masters muy fino y fresco a diferencia de sus otros rivales; y cuando eso ocurre sobre pista “indoor” es poco menos que imparable. Federer ha ganado habiendo cedido tan sólo un set, el que le ha “robado” Rafa Nadal en el partido decisivo (6-3, 3-6, 6-1).

Nadal, por su parte, además de no haber estado tan acertado como el suizo, ha terminado acusando un poco la sobresaturación de partidos a la que se somete un triple ganador de Grands Slams, además de la enorme batalla de la semifinal ante Murray.

El manacorí no ha podido con un Federer pletórico, sobre todo durante el primer y el tercer set. En la manga inicial el equilibrio (siempre con la sensación de superioridad por parte de Federer) se mantuvo hasta el octavo juego, en el que Roger le rompió el saque a Rafa. Un “break” decisivo que el ex número 1 mundial se encargó de refrendar con su saque para adjudicarse el set (6-3).

En el segundo Federer bajó un puntín su juego y Nadal subió el suyo, lo que le valió para ganarle el saque a su rival en el cuarto juego y mantenerlo hasta el final (3-6), ofreciendo pinceladas del tenis espectacular que le ha llevado a encabezar la clasificación mundial a final de año por segunda vez.

Pero en el tercero y definitivo físicamente se vino abajo. Federer lo aprovechó para colocarse desde el cuarto juego con una ventaja definitiva, ya que Nadal no volvió a ganar ni un juego más. El tenista de Basilea lo aprovechó para volver a colocar bellos golpes ganadores sobre la pista, y ganar el Masters por vez primera desde 2007.

Rafa no pudo ponerle la guinda a su completísimo palmarés (cuatro Grands Slams, récord de Masters 1000, el oro olímpico, la Copa Davis…), pero con su mejor resultado en el Masters nos hace pensar que tendrá, en el futuro, más ocasiones de ganar por vez primera el llamado Torneo de Maestros.

, , ,

No hay Comentarios