Archivo etiqueta Wimbledon

El campeón que jamás dejó de serlo


A Roger Federer se le ha dado por “muerto” más de una vez. La primera, cuando en 2008, a los 27 años, el “huracán Nadal” le destronó en Wimbledon y le arrebató el cetro mundial. El caballero suizo -ayudado, todo sea dicho, por los problemas físicos de Rafa- se rehizo, y en 2009 no sólo recobró el liderato de la ATP sino que, además, colocó la bandera con sus iniciales en el único territorio que le faltaba por conquistar: París.

La segunda, en 2010, cuando Nadal, con el camino allanado por Soderling, volvió a ser número 1 en Roland Garros, e igualó la mejor marca del suizo de Grand Slams en un solo año: tres. Y la tercera, el año pasado con la irrupción del “terremoto Djokovic”. Federer, que pese a todo se mantenía en el “Top 4”, parecía relegado a los triunfos de segundo nivel, o a un fallo de alguno de los dos dominadores de la clasificación mundial para acceder de nuevo en un grande a un resultado medianamente acorde a su categoría.

Pero Roger se ha vuelto a recuperar, y ha resurgido de nuevo de sus cenizas, cual ave Fénix. Primero en la Copa Masters 2011; y luego, esta misma tarde con su séptimo Wimbledon, 17º título del Grand Slam, que además le permite conseguir un viejo anhelo, un logro que parecía definitivamente enterrado una vez perdida la cabeza de la clasificación mundial: igualar primero y superar después -esto se materializará en apenas una semana- a Pete Sampras como el tenista que más semanas ha estado, desde el inicio de la “era Open”, al frente de la ATP.

Nadie confiaba en él pero, en efecto, Federer lo ha hecho otra vez. Con su victoria de esta tarde ante Andy Murray -un escocés “adoptado” por los ingleses gracias a su condición oficial de británico- por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4, el “maestro” de Basilea ha obtenido su séptima copa en el All England Tennis Club; y con ello, a partir de mañana, su semana número 286 como rey del tenis, las mismas que “Pistol Pete”, al que superará sí o sí dentro de siete días, toda vez que la clasificación no se moverá de nuevo en sus primeros lugares al menos hasta después de los JJOO… de Wimbledon.

La sorprendente derrota de Nadal en segunda ronda le dejó de nuevo a las puertas del cielo; el imponente partido ante Djokovic en semifinales prácticamente se las terminó de abrir de par en par. Murray ha dado guerra; pero hoy no iba a ser el día en el que un británico -que no inglés- triunfara en Londres por vez primera desde Fred Perry en 1936.

Hoy el Olimpo le tenía reservada otra nueva jornada de gloria a Sir Roger Federer, a quien tan sólo le falta ya un pequeño detallito para ser el mejor en todo: llegar así a diciembre y sumar su sexto año como número 1 mundial, como Mr Sampras. Entre el US Open -“semis”-, el Masters 1000 de París-Bercy y la Copa Masters -campeón en ambos casos- defiende una enorme cantidad de puntos; mas nada es imposible para quien parecía monarca destronado, pero que en realidad es el gran campeón que nunca jamás dejó de serlo.

, ,

No hay Comentarios

Rafa Nadal, bicampeón en Wimbledon

Rafa Nadal sigue agrandando su leyenda. El gigante de Manacor ha sumado esta tarde su segundo título en la catedral del tenis mundial, al vencer en la final de Wimbledon al checo Tomas Berdych. Asimismo, Nadal se convierte en el primer español en ganar dos veces el prestigioso torneo de la hierba londinense, por delante del mítico Manolo Santana.

Berdych, semifinalista en Roland Garros y que llegaba al partido definitivo tras haber vencido a unos tales Roger Federer y Novak Djokovic, no ha podido hacer nada para parar al actual número uno mundial -pese a que la organización le dio el número 2 en los cabezas de serie-, y el resultado deja bien a las claras quién es actualmente el mejor tenista del circuito.

6-3, 7-5 y 6-4; ese ha sido el tanteo de la octava final de un torneo del Grand Slam ganada por Nadal -5 Roland Garros, 2 Wimbledon y 1 Open de Australia-. Tras un comienzo bien prometedor de Berdych, quien empezó imponiendo su saque y sus potentes golpes, en el séptimo juego Rafa le rompió el servicio y comenzó un vendaval de “winners” y de buen juego que le hizo imponerse por 6-3. Todo iba de cara.

Los dos sets restantes siguieron un parecido patrón de juego. En el inicio Rafa sufrió enormemente con su saque, pero Berdych no aprovechó las correspondientes bolas de break de las que gozó. Y como perdonarle la vida a Rafa cuando flaquea es sinónimo de “muerte”, el manacorí volvió a quebrar el saque del checo en los momentos claves de cada set, cuando Berdych no tenía ya tiempo para hacer el “contrabreak”.

Con un “passing” cruzado de derecha marca de la casa, Rafa cerró el partido y el campeonato después de algo más de dos horas en las que sus más allegados -entre los que estaban su novia, Xisca- no se perdieron detalle. Nadal celebró su triunfo con una voltereta parecida a las que hacía Hugo Sánchez; no era para menos. Su segundo Wimbledon -no conoce la derrota en el All England Law Tennis and Croquet Club desde 2007 porque el año pasado no pudo defender su título de 2008 por las lesiones-, su octavo Grand Slam, la confirmación de su número 1 mundial… después de todos los problemas físicos que sufrió entre mayo de 2009 y marzo de 2010, es tiempo de disfrutar de nuevo de la gloria.

Ahora, a descansar, campeón, aunque te pierdas los cuartos de la Copa Davis contra Francia de la próxima semana, porque el US Open te espera al final del verano. Te lo has ganado.

, ,

No hay Comentarios

Federer recupera el trono de Wimbledon y del tenis mundial

Roger Federer de nuevo está en lo más alto. El tenista suizo, en ausencia del lesionado Rafa Nadal, recuperó ayer el primer puesto de la clasificación de la ATP tras vencer por sexta vez en Wimbledon, en un maratoniano partido a 5 sets ante Andy Roddick, con parciales de 5-7, 7-6 (8-6 en el desempate), 7-6 (7-5), 3-6 y 16-14. Federer, además, supera por fin a Pete Sampras -presente ayer en la pista central del All England Club- en torneos del Grand Slam ganados, con 15.

Federer, exultante tras ganar el último punto. Foto: Marca.com

Federer, exultante tras ganar el último punto. Foto: Marca.com

Y no lo tuvo fácil Federer, ni mucho menos, dado que el campeón se está acostumbrando -para deleite de los aficionados al tenis- a librar en los últimos años batallas cada vez más épicas en las finales londinenses. Si el memorable encuentro del año pasado ante Rafa Nadal superó con creces al increíble partido que ambos jugaron en 2007, la final de ayer no superó a la de 2008 en espectacularidad, pero sí en juegos disputados -77, récord absoluto en una final de Grand Slam-, además de estar a la par en seriedad y sobriedad. Todo ello gracias a un Andy Roddick que parece que se ha recuperado para el tenis de élite.

El tenista de Nebraska -EEUU- presentó mucha más batalla de lo que todos pensábamos, y a base de zambombazos -como en él es habitual- solamente claudicó ante Federer con un increíble parcial de 16-14 en el último set, y después de haber cedido su saque únicamente una vez, precisamente en el juego final. Una “caña” del americano, presa del cansancio y de los nervios, cerró un choque que duró 4 horas y 16 minutos, la segunda final más larga -por detrás de la de 2008- desde que profesionales y amateurs compiten juntos en el tenis mundial.

La tónica del encuentro fue la misma desde el principio hasta el final. Ambos jugadores se mostraron fortísimos con su saque, y cada break se iba a convertir en un verdadero tesoro. Roddick aprovechó su oportunidad en el 12º juego del primer set, lo que le valió apuntarse la primera manga por 5-7. Esa rotura fue una de las tres únicas veces que ambos tenistas cedieron su saque.

Roddick, en uno de sus potentes saques. Foto: Marca.com

Roddick, en uno de sus potentes saques. Foto: Marca.com

En el segundo set se produjo una de las claves de la victoria de Federer. Tras seis saques impolutos de cada uno de ellos dos, en el “tie break” Roddick se puso con 2-6 y saque, 4 bolas de set y de 2-0 ante todo un Federer, pero el americano se puso nervioso, lo que aprovechó Roger para ganar seis puntos consecutivos, dándole así la vuelta al set con un 8-6 en el juego de desempate. Roddick, eterno perdedor en finales del Grand Slam frente a Federer, le había perdonado de forma descarada la vida al suizo; pero ni mucho menos se dio por vencido.

El recital de saques resueltos con brillantez y eficacia -50 saques directos en el partido por parte de Federer, y casi 40 de Roddick- continuó en el tercer parcial, pero en el desempate se volvió a imponer el suizo, después de aprovechar la última de las tres bolas de set de las que dispuso. 2-1 para el suizo, que se ponía a un solo set de reconquistar Wimbledon y la ATP. En circunstancias “normales” -según los enfrentamientos anteriores entre ambos en los Grand Slams-, Federer habría resuelto con comodidad en el 4º set, pero no fue así. El juego no fue tan brillante como hasta entonces, pero Roddick aprovechó un resquicio en el servicio del helvético para romperle el saque en el cuarto juego, y después de seguir manteniendo con total seguridad el suyo mandó el encuentro al quinto set, tras ganar por 3-6.

Y en el último parcial, al no existir la posibilidad de desempate, sucedió lo que todo el mundo podía esperar, pero pese a ello fue realmente increíble. La concentración total y absoluta y la gran eficacia en el servicio de ambos jugadores provocó que se viera un tanteo realmente poco habitual. Los espectadores de la pista central aguardaban con una gran incertidumbre, y todos los que estábamos viendo el partido allá donde estuviésemos nos atrevíamos a apostar sobre una única pregunta: ¿quién de los dos cedería antes? Ese fue Roddick quien, nervioso y cansado en el 30º juego, con 15-14 para Federer y “deuce” en el marcador, conectó dos golpes con el marco de la raqueta que se marcharon más allá de los límites de la cancha de juego. Con ello Andy terminó por perder la que, probablemente, haya sido su gran oportunidad para ganarle un Grand Slam a Federer.

Las hermanas, con sus trofeos. Foto: Marca.com

Las hermanas, con sus trofeos. Foto: Marca.com


El suizo, por fin, saltó exultante sobre la hierba de Wimbledon, y no era para menos. Su sexto título en Londres llegó acompañado tanto del récord absoluto de victorias en los grandes torneos, y también del número 1 de la ATP. Pero Rafa volverá, y con ello la disputa por el trono mundial volverá a estar al rojo vivo; y Roger lo sabe.

Serena gana a Venus
En la final femenina disputada el sábado, nuevo duelo entre las hermanas Williams, con triunfo esta vez de Serena por 7-6 y 6-2. Tercer título de Wimbledon para la menor de las Williams, que se tomó la revancha de la derrota de 2008 frente a Venus. El 7-6 del primer set impulsó a Serena, que se impuso cómodamente en la segunda manga por 6-2 y se volvió a llevar la clásica “paellera” gigante que se entrega a las chicas, después de sus triunfos de 2002 y 2003. Venus, cinco veces ganadora, no estuvo a la altura del partido, y cedió fácilmente su corona de Wimbledon.

,

No hay Comentarios

Nadal, baja definitiva en Wimbledon

Nadal, contrariado. Foto: Reuters-Marca.com

Nadal, contrariado. Foto: Reuters-Marca.com

Lamentablemente, Rafa Nadal no podrá defender su título del año pasado en la catedral del tenis mundial. El tenista manacorí no se ha recuperado de su tendinitis en la rodilla, y se ha visto obligado a renunciar al grand slam londinense.

El durísimo calendario que tienen que afrotar los tenistas -hasta Roland Garros Rafa prácticamente apenas si pudo descansar siete días seguidos- le ha pasado factura a Nadal, lo que ahora, entre otras cosas, puede propiciar que Federer recupere el cetro mundial. Para ello el suizo deberá ganar el torneo; e incluso Andy Murray podría acceder, según Marca.com, al segundo puesto de la ATP si es el derrotado por Federer en la final.

Nadal, quien en su fuero interno piensa que el gran error fue acudir al Masters 1000 de Madrid, no se pone una fecha concreta para su reaparición, dado que estas lesiones pueden ser muy complicadas y hay que curarlas sin precipitaciones.

, ,

No hay Comentarios